Implementar el sistema GTD en mi vida de estudiante

Basándome en varios blogs (sobre todo el de desencadenado.com y el de blogfiisuni.com), observando las necesidades de mis alumnos y recordando lo que me fue real­mente útil a la hora de mejorar en mi organización, os presento esta forma de implementar el sis­tema de GTD simplificado, que espero os sea útil.

 

¿Qué quiere decir esto de implementar? Pues según la Real Academia Española,

Antes de empezar, vamos a analizar lo que hay, el con­texto de “estu­di­ante de secundaria”, que tiene tres car­ac­terís­ti­cas que “gen­eral­mente” se dan a lo largo de nues­tra vida en el colegio o instituto:

 

1. Poco dinero. Evidente.

 

2. Nos movemos en con­tex­tos muy mar­ca­dos: “Colegio / Instituto”, “Ordenador”, “Internet”, “Biblioteca”, “Casa”, “Calle”…

 

3. Tenemos tareas y proyectos predefinidos: “Tra­ba­jo de tecnología”, “Ficha lengua”, “Esquemas sociales”, “Diálogos en inglés”

 

Con esto claro, ahora sí, defi­namos el nuestro sistema. Se compone de 3 aspectos fundamentales, que ya vimos al hablar del sistema GTD.

1. Sis­tema de Recopi­lación & Proce­samiento (INBOX y listas):

 

Sin dudarlo, creo que lo mejor para un estudiante de secundaria es una libreta o un bloc de notas (de los de los chinos). Fácil y barato.

Un sis­tema de recopi­lación es un lugar donde reg­is­trar toda activi­dad, cita, fecha de entrega, doc­u­mento que hay que preparar, o fotocopiar, fecha de exa­men, hora de reunión con amigos, etc. es decir, toda activi­dad o dato que se ten­ga que recor­dar. Dicho de otro modo, equivale a decir adiós al tomar notas en las últi­mas hojas del cuaderno (o del libro) que se tiene a mano en el instante en que el pro­fe­sor da la fecha del exa­men final (por ejemplo).

 

Un bloc de notas como sis­tema de recopi­lación tiene dos car­ac­terís­ti­cas valiosas:

 

1. Infinita flex­i­bil­i­dad de recopi­lación. Pueden reg­is­trar cualquier idea de cualquier forma (cuadros, lis­tas, dibujos, mapas men­tales, etc.)

 

2. Porta­bil­i­dad extrema. Te lo puedes llevar a cualquier parte, y no ocupa espacio. El boli siempre te lo pueden dejar.

 

¿Y no valdría el móvil? Por supuesto que sí. El móvil es fantástico como sis­tema de recopi­lación. PERO NO LO PUEDES USAR EN CLASE. De todos modos, ya hablaremos del móvil después.

Un problema de la libreta puede ser el no poder añadirle hojas cuando se nos gastan, y nos quedamos sin espacio. En este caso, os recomiendo dos cosas, o que le peguéis post-its, o que os hagáis con un taco de fichas de cartulina (de las de rayas), un clip fuerte, y unas tapas a vuestro gusto, y tendréis una fantástica libreta con posibilidad de insertarle hojas cuando queráis.