Herramientas y técnicas. Timeboxing

Para tareas que hace tiempo estas postergando, recomiendo el método de timeboxing para empezar hacerlas.

 

Así es como funciona: primero, seleccione una pequeña parte de la tarea que puedas finalizar en 30 minutos. Ejemplo: Esquema del punto 4 del tema 7.

 

Después elige una recompensa para el momento que finalizas este tiempo. No es necesario finalizar el trabajo, solo debes trabajar durante 30 minutos para merecer la recompensa. Ejemplos de recompensa: mirar tu serie favorita en la tele, comer algo, salir con los amigos, darse un paseo, leer el libro que tengas entre manos ahora, o cualquiera otra cosa agradable.

 

Ya que el tiempo que trabajas en esta tarea es tan corto, tu atención se entrará inmediatamente en la recompensa en vez de la dificultad de la tarea. No importa si la tarea es muy desagradable, no existe virtualmente nada que no se pueda aguantar durante 30 minutos si tienes una recompensa suficientemente grande esperándote.

 

Si usas el método de timeboxing en tus tareas, descubrirás que ocurre algo muy interesante; te darás cuenta de que puedes continuar trabajando durante más de 30 minutos sin muchos problemas. A menudo te implicas tanto en la tarea, incluso si es la más difícil, que realmente quieres continuar trabajando en ella. La recompensa todavía está allí, y sabes que puedes parar cualquier momento para disfrutarla, pero una vez empezado el trabajo, tu preocupación cambia de la dificultad de la tarea a acabar esa parte en la que ahora estás ocupado, y que tiene toda tu atención.

 

Si paras de trabajar, disfruta de tu recompensa. Luego planifica otro periodo de 30 minutos para trabajar en esta tarea con otra recompensa. Eso te ayudará a asociar diversión a las tareas, pues sabes que siempre habrá una recompensa para tu trabajo.

 

Vía: El Canasto. http://canasto.es/2007/08/combatir-procrastinacion/