Técnicas para aprender nuevo vocabulario

¿Te resulta imposible memorizar una serie de palabras en otro idioma? ¿No sabes qué hacer para enriquecer tu vocabulario? Pues tranquilo porque esto no tiene por qué desmoralizarte ni ser una algo imposible! Échale un vistazo a estas prácticas y efectivas estrategias que pueden ayudarte a que tengas un vocabulario amplio, poderoso y eficaz.

 

Conecta: Es más fácil memorizar palabras relacionadas con un tema común. Haz tus propias conexiones entre palabras, y entre tu idioma, y si es posible organízalas en una “telaraña” o mapa mental.

 

Escribe: Practicar tu vocabulario puede ayudarte a grabarlo en tu memoria. Cada vez que aprendas una palabra nueva escribe oraciones usando dichas palabras, o crea una historia usando un grupo de palabras o expresiones.

 

Dibuja: Saca a ese artista que llevas dentro y pinta figuras y dibujos que tengan relación con las palabras que estás estudiando. Cuanto más feos o mal hechos estén casi que mejor, ya que esos dibujos pueden ayudarte a activar tu memoria en el futuro.

 

Actúa: Ponte en movimiento para representar palabras y expresiones que quieras aprender. ¿Quieres aprender la palabra "Dance"? Pues baila durante 1 minuto haciendo el moñas y diciento "dance, dance, dance..." todo el rato... o pon en escena una situación en la que necesitarías esa palabra. Se te queda de fijo para toda la vida...

 

Crea: Diseña tus propias “flashcards” (mira aquí para saber más sobre las flashcards)  y repásalas en tus ratos libres. Haz nuevas tarjetas cada semana, pero no dejes de revisar las que vas acumulando.

 

Asocia: Utiliza diferentes colores para diferentes grupos de palabras. Esta asociación te hará más fácil recordar el nuevo vocabulario después.

 

Escucha: Piensa en palabras que suenen parecido a las que estás aprendiendo, especialmente aquellas más complicadas. Asocia esas palabras que ya conoces con las nuevas para que puedas recordar la pronunciación más fácilmente (y de paso repasas...).

 

Escoge: Recuerda que te será más sencillo recordar palabras relacionadas con temas que te interesen. Así que selecciona cuidadosamente palabras que con seguridad te resultarán útiles e interesantes. ¡Ya sólo elegir te ayudará a memorizar tu nuevo vocabulario más fácilmente!

 

Limita: No se trata de memorizar todo el diccionario de golpe, así que limítate a unas 15 palabras por día; de esta forma te sentirás más confiado(a) y evitarás sentir que no eres capaz de retenerlo.

 

Observa: Presta mucha atención cuando estés leyendo o escuchando algo en otro idioma para ver si encuentras las palabras que estás estudiando.

 

Con estas simples técnicas ¡nunca te faltará la palabra adecuada!